^

Algunos consejos para la crisis existencial PSU

Qué difícil es sentarse a pensar qué queremos hacer toda la vida, sobre todo cuando tenemos 17-18 años y, con suerte, hemos superado el 4to medio. Lamentablemente es lo que todos debemos experimentar en Chile antes de dar la PSU: ¿qué quiero hacer en el futuro? Y, si no sé qué hacer, ¿cómo lo descubro? Por eso aquí te daremos algunos consejos de parte de algunos que ya, más o menos, hemos salido de esa crisis.



1.- La PSU no es el final de la vida ni nada parecido:

Si temes que te vaya mal en la prueba -tanto que te llenas de ansiedad, te estresas y temes bloquearte-, debes saber que no es tan terrible. Esta es solo una prueba que te pone números como estudiante para entrar a la U y conseguir becas, en ningún momento mide tu capacidad intelectual, ni menos la que necesitas para entrar a la carrera que te gusta. Este miedo puede causarte muchas dudas si no estás seguro qué carrera tomar, por lo tanto, ten esto muy en cuenta.

2.- Revísate a ti mismo antes de tomar cualquier decisión sobre tu futuro, sobre todo si no sabes qué hacer con él:

Aunque no te guste estudiar ni ir al colegio (porque créeme que le pasa a muchxs), debe haber otras cosas que te guste hacer; ¿haces algún deporte? ¿lees (ya sea libros y/o comic), o dibujas? ¿juegas online y sabes armar tu pc? ¿te gusta maquillarte, hacer las uñas y/o peinados? Hay muchas cosas. Encuentra lo que disfrutas hacer y busca una carrera que tenga relación, que no la encuentres tan tediosa y que, más o menos, tenga un campo laboral amplio. Y si te cuesta encontrar eso que disfrutas, analízalo un tiempo. Pídele ayuda a la gente que conoces, a tus amigos o a tus padres, o pregúntale a gente de las universidades, ellos te pueden ayudar también. Puedes revisar la página mifuturo.cl para ver información sobre las carreras según universidad o viseversa, según el gobierno.

Pero, ¿qué pasa si no encuentras nada?



3.- Entonces si o si date tu tiempo.

No es que hoy vayas a decidir qué harás toda la vida, las personas cambian a cada momento y esto no te define para siempre, lo importante es que elijas algo que te llene desde algún lado y poder estar un poco feliz en tu pega que sea. No le temas al año sabático tampoco. Puedes descansar, trabajar y darte tiempo para ti, nunca es tiempo perdido. Tú solo enfócate en qué quieres hacer y verás que podrás descubrirlo mientras vas abriéndote al mundo del trabajo y/o en el preuniversitario, etc; lo que sea que hagas. Pero que nadie te desanime si esa es tu decisión.

4.- Pero ¿y si lo que te gusta no tiene campo laboral?

Debes arrancar.

No, mentira. Quédate y más que nunca si te gusta lo suficiente para seguir tus sueños, pero siempre con un pie en la tierra. Por ejemplo, si hay otra carrera que trate de algo similar y tiene más campo, también es una opción y no temas si decides tomarla. A veces hay que partir desde diferentes lugares para cumplir lo que te propones. Siempre pensar en que también debemos sustentar una vida con dinero, te ayudará a avanzar por la línea correcta, lo bueno sería tener una balanza entre ambas cosas.


5.- Pero ¿y si tus papas/abuelos/tutores/tíos te obligan a elegir una carrera que no te gusta?

Es complejo si o si. Ellos son parte de tu vida quieras o no, aún más si te financiarán los estudios, pero es importante que no les tengas miedo. Tú debes ser siempre tu prioridad y no te permitas perder el tiempo en lo que en lo que no te gusta. Atrévete a cosas. Pero, sino puedes, lo cual le pasa a muchxs chicxs, siempre encontrarás el camino para lo que te guste hacer, aunque la carrera no te guste demasiado; porque, recuerda, la PSU no define tu vida, y la primera carrera que estudies tampoco. Solo tú puedes hacerlo.

Pero si tú te financias los estudios, la decisión solo la toma una persona: tú mismo. Persigue lo que quieres hasta la última instancia. Y si puedes hacerlo aun cuando ellos te financien, siempre tenlo en mente: tú decides lo que quieres hacer con tu vida, nadie más. Ellos tendrán que acomodarse a tu bienestar sobre lo que quieras hacer con tu futuro, no tú al de ellos.



6.- Si ya sé lo que quiero estudiar, ¿cómo elijo lugar?

Siempre va a depender de tu carrera. Revisa universidades, institutos, etc, y ve cuál tiene más prestigio con tu carrera: no siempre te dejes guiar por el prestigio del establecimiento. Por ejemplo, si vas a estudiar una carrera tradicional como medicina o leyes, las universidades tradicionales son buenas opciones, pero si son carreras como informática, incluso hay institutos que tienen más prestigio que muchas universidades. Siempre revisa antes, infórmate.

7.- Lo mejor es tratar de tener más opciones:

Así, al postular, tienes varios cupos en cola y no solo uno. Nunca es bueno confiarse.

8.- Por último, pero muy importante ¿Y si no puedes financiarlo?

Esta es la parte más difícil del camino. A veces no hay los recursos y muchos alumnos no obtienen los resultados suficientes en la PSU para becas ni tampoco se ganan la gratuidad. Pero no te desanimes, mucha gente trabaja y estudia y se esfuerza mucho para alcanzar sus objetivos, ¿por qué no podrías hacerlo tú? Encontrar un trabajo que te ayude a financiar mientras estudias o trabajar un tiempo, juntar dinero, y estudiar después, cuando estés listx. Nunca será tarde para hacer lo que te gusta, a pesar de que en Chile la educación es muy cara y para muchos inaccesible, nunca dejes de perseguir lo que quieres hacer en tu vida. También existen organizaciones que pueden ayudarte como porunacarrera.cl.

Y recuerda que puedes postular a las universidades del consejo de rectores desde el 24 de febrero. Muy importante, sino la crisis existencial habrá sido en vano.